Mentalidad & Felicidad

Como Vivir Una Vida Perpetuamente Completa—El Poder Del Ahora

vivir vida perpetuamente completa

“Confínate a ti mismo al momento presente.”

—Marco Aurelio

 

¿Quieres saber cómo vivir una vida perpetuamente completa?

Así es, no más arrepentimientos, miedos, ansiedades, decepciones, ni rencores. Solo aceptación, ecuanimidad, y completa satisfacción…

 

Bueno pues si es así alégrate. Estas en el lugar indicado para aprender esta valiosísima habilidad.

 

Una vez termines de leer el artículo que tienes ante tus ojos, tendrás la capacidad de vivir una vida perpetuamente completa y sin sentimientos desventajosos.

 

Solo te restara aplicar este conocimiento continuamente para disfrutar de la buena vida continuamente…

 

El eterno retorno

Eterno-retorno

 

“Mi fórmula para la grandeza humana es ‘Amor Fati’: que uno no quiere tener nada diferente, ni hacia adelante, ni hacia atrás, ni en toda la eternidad. No solo soportar lo necesario, y mucho menos tratar de disimularlo… sino amarlo”

—Friedrich Nietzsche

 

¿Como vivirías si tuvieras que experimentar esta misma vida, este mismo instante, por toda la eternidad? ¿Odiarías cada momento y te quejarías, o te dispondrías a aceptar, disfrutar, y hasta a amar cada segundo de tu existir?

 

O, en propias palabras del creador de esta reveladora idea:

“Qué pasaría, si un día o una noche un demonio fuera a robarte en tu soledad más solitaria y te dijera: ‘Esta vida como la vives ahora y la has vivido, tendrás que vivirla una vez más e innumerables veces más; no habrá nada nuevo en ello, sino cada dolor y cada alegría y cada pensamiento y suspiro y todo lo indecible pequeño o grande en tu vida tendrá que volver a ti, todo en la misma sucesión y secuencia—incluso esta araña y esta luz de luna entre los árboles, e incluso este momento y yo mismo. ¡El eterno reloj de arena de la existencia es reiniciado una y otra vez, y tú con él, grano de polvo!’

¿No te arrodillarías y rechinarías los dientes y maldecirías al demonio que te hable así? O has experimentado alguna vez un tremendo momento en el que le habrías respondido: ‘Eres un dios y nunca he escuchado algo más divino’. Si este pensamiento tomara posesión de ti, te cambiaría tal como eres o quizás te aplastaría. La pregunta en cada uno y en todo, ‘¿Deseas esto una vez más e innumerables veces más?’ ¿Recaería sobre tus acciones como el mayor peso? ¿O cuán bien dispuesto tendrías que convertirte hacia ti mismo y hacia la vida para no ansiar nada más fervientemente que este último sello y confirmación eternos?”

—Friedrich Nietzsche, “La Gaya Ciencia

 

La mayor parte del tiempo, no podemos escaparnos de nuestra situación actual por más que esta nos parezca incomoda, dolorosa, o irreal…y eso está bien.

 

La pérdida de un ser querido, la pérdida de un trabajo/negocio que nos parecía importante, o el arribo de la mala salud, son solo algunos ejemplos de este tipo de situaciones que, para la mayoría de la gente causa miedo ante su anticipación, resentimiento en su recordar, y sufrimiento al momento de su experimentación.

No obstante, si aprendes a aceptar, no, a amar cada instante de tu vida, incluyendo aquellos momentos no alineados con tu concepción del perfecto día, podrás sin problemas disfrutar perpetuamente de una extraordinaria calidad de vida, lo cual, se convierte en una fácil tarea si supones que ese momento por más incómodo que primeramente te parezca, lo volverás a vivir una y otra vez por toda la eternidad. ¿Qué otra opción más inteligente te queda que disfrutarlo tanto como puedas? ¿O preferirías vivir una vida eternamente negativa?

 

Mi primer contacto con el poder de plena presencia fue a través del libro “El poder del ahora” de Eckhart Tolle, y aunque en ese momento este me pareció un concepto bastante interesante y que me ayudo bastante, la idea del eterno retorno llevo mi capacidad para entrar en el estado presente profundamente a un nuevo nivel.

 

Debido al componente inherente de rendición al momento presente, el eterno retorno se convierte en una prueba definitiva de autoaceptación total, siendo este una manifestación de “Amor Fati” (Amor del destino), es decir, la máxima formula de afirmación de vida propuesta por Nietzsche.

 

De manera similar, este mismo filosofó alemán, como parte de la definición del “Superhombre” (“Übermensch”) declara: “[El Superhombre] no anhela que nada sea diferente, ni hacia adelante, ni hacia atrás, ni en toda la eternidad.”

 

Una vez asimilada esta filosofía de vida, instantáneamente comenzaras a aceptar tu situación presente, dejaras de estar a la merced de tu ambiente–serás inmune a la adversidad, y te desempeñaras a un mayor nivel de estado consiente.

Alineado con ciertos elementos estoicos, mediante la visualización del eterno retorno, puedes comenzar a vivir diariamente con una mayor apreciación, gratitud, y dirección.

 

Sobre la brevedad de la vida

Memento_Mori

 

“Como una fábula, así es la vida: no que tan larga, sino que tan buena, es lo que importa”

—Seneca

 

“Memento Mori” (recuerda que morirás) es una frase que ha refrescado constantemente en la mente de múltiples personajes sobresalientes la realidad de nuestra mortalidad.

 

Si regularmente tienes presente en tu mente, que tu vida tiene un fin, y que algún día dejaras de existir, no hay razón por la que permitirás el desperdicio de tu tiempo, el pasarla mal por cosas que no puedes cambiar y, en general el no aprovechar y disfrutar al máximo de cada momento en este misteriosamente magnifico universo.

 

“El hombre de vida más larga y el de vida más corta, al morir, pierden una y la misma cosa.”

—Marco Aurelio

 

Ciertamente, no se trata de temerle a la muerte—no hay necesidad de esto, sino de reconocerla y tenerla presente. Si algo debemos temer respecto a la muerte es el miedo mismo hacia ella.

 

¿Cuál es la diferencia de morir en 30 años, el día de mañana, o en este mismísimo instante?

De cualquier manera, alcanzaras el mismo estado—el desvanecimiento de este plano de existencia.

 

En cuanto a tu vida, no es cantidad sino calidad lo que deberías aspirar a maximizar.

 

No en miedo a morir, sino en jamás comenzar a vivir es en lo que deberías basar tu existir.

 

¿A que me refiero con comenzar a vivir? Bueno, pues depende de lo que para ti signifique
“vivir”.

Siendo el éxito definido por lo que haces y no lo que posees—el éxito se vive no se “posee”, determinar para ti que es el éxito es lo primero que tienes que hacer y, posteriormente, perseguirlo con coraje hasta poder vivirlo es como debieses proceder—diseña tu óptima visión de vida y trabaja por ella día con día.

 

“Prefiero vivir una corta vida de gloria que una larga de oscuridad.

—Alejandro Magno

 

Una importante cosa que aclarar es que, en cuanto a metas no es el resultado en lo que te deberías basar al tu progreso evaluar, sino en tu esfuerzo y tu facultad para ejecutar.

¿Cuánto logre avanzar en el libro/carrera/negocio? No es lo que te deberías preguntar, sino ¿Trabaje todos los días con la duración e intensidad que había planeado para el avance pronosticado de mi objetivo ver alcanzado?…

 

Enfócate únicamente en lo que puedes controlar—tu capacidad para actuar.

¿Diste todo lo que estaba en ti para satisfacer las necesidades de tus aspiraciones? Entonces este fue un día productivo. Esta es la única métrica en la que te deberías basar, esto claro, si una vida perpetuamente plena te gustaría experimentar.

 

Enfócate en el proceso, no en el resultado. Enfócate en el viaje, no en el destino. Enfócate en como mejor te puedes desempeñar, no en el ganar.

 

Conclusivamente, recuerda que la vida solo es una—solo tienes una oportunidad. La vida es corta vivas 30 años, 40 años, 70 años o más. Sin importar que tan relativamente larga o corta será la tuya, mejor aprovechas cada instante de ella ya que un día se terminará y no volverá jamás.

 

El estado de flujo

Estado flujo

 

“El disfrute aparece en el límite entre el aburrimiento y la ansiedad, cuando los desafíos simplemente se equilibran con la capacidad de la persona para actuar”.

—Mihaly Csikszentmihalyi

 

Amar totalmente cada situación que la vida te presenta y cada persona con la que la vida te ata, y reflexionar continuamente en la naturaleza mortal de la vida, son excelentes maneras de volverse al momento presente, pero, por su propia naturaleza, son técnicas que pudiesen considerarse de materia teórica o pasiva.

Para metodologías prácticas/activas de plena presencia, es que el conocido como “estado de flujo” y su utilidad es que se nos presenta…

 

¿Te gustaría experimentar un estado en el que todos tus sentidos se maximizan, el tiempo se acelera o ralentiza, y tu estado de presencia se maximiza?

Bueno pues esto es lo que el estado de flujo implica.

 

En efecto, el estado de flujo posiblemente sea, como ha sido por múltiples inteligentes individuos sugerido, la experiencia optima humana—literalmente el secreto de la felicidad.

 

Afortunadamente, este magnífico estado no está al alcance de unos cuantos privilegiados, sino todo lo contrario. Cualquier individuo sano que se proponga a encontrarlo y contantemente practicarlo con la finalidad de optimizarlo, es capaz de disfrutarlo.

 

Ciertamente si una vida que valga la pena recordar quieres experimentar, el estado de flujo y su constante búsqueda es algo que no puedes ignorar. Los grandes placeres de la vida lo inducen—el sexo, la apreciación artística, y la buena comida y bebida, por ejemplo; y esto es por una buena razón—el estado de flujo posiblemente sea la máxima expresión de la “iluminación”.

 

Sin embargo, como hombres, al ser responsables del desarrollo y preservación de nuestra cultura y sociedad particular, tenemos que considerar que el apuntar hacia una vida de constantes placeres basados en el consumo, además de ser para la gran mayoría algo imposible, no es aconsejable y probablemente ni siquiera disfrutable. No obstante, esto no debe preocuparte ya que existen múltiples comportamientos productivos que en alcanzar este fantástico estado pueden ayudarte.

 

¿A qué tipo de disciplinas productivas del estado de flujo inductivas me refiero?

A lo que se conoce comúnmente como trabajo, pero que realmente NO es trabajo. Es decir, el trabajo ideal para el individuo en particular. Lo cual, en sí, confiere una trasformación: si un acto productivo induce el estado óptimo de experiencia humano, este ya no puede ser considerado como “trabajo” sino como juego. De hecho, nuestro optimo camino—nuestro destino—está basado en esto.

 

Centralmente, el trabajo es algo que no quieres hacer pero que utilizas como medio para alcanzar un objetivo; mientras que, contrariamente, el juego es algo que haces porque quieres hacerlo y, aunque óptimamente también es utilizado en servicio de una meta, este es realizado no como medio sino como finalidad.

 

Idealmente, sobre juego—no trabajo, es en lo que debes basar la búsqueda, practica, y perfección de tu específica vocación, esto claro si tu intención es maximizar tu experiencia de vida e integral percepción de satisfacción.

 

Ciertamente, en tu profesión, como en cualquier otro aspecto de la vida, no todo puede ser “miel sobre hojuelas.” En ciertas ocasiones tendrás que hacer cosas que no quieres realizar para poder el despliegue de tu vocación continuamente mejorar—al menos inicialmente. De lo que debes hacer mayormente, no continuamente, es de lo que hablo aquí.

De aspirar a maximizar las tareas que te ayudan a el estado de flujo experimentar se trata, no de ilusoriamente creer que los retos, ciertas tareas repetitivas/insignificantes, y en general la incertidumbre inseparable de la existencia terrenal se puede—o si quiera se pretende—evitar.

 

“Aquellos que fluyen como la vida fluye saben que no necesitan ninguna otra fuerza”

—Lao Tzu

 

Vive una vida fluida. Transforma tu existir en una declaración de perpetua satisfacción. Sumérgete frecuentemente en el estado de flujo. Fluye…

 

Conclusión

Ama todo lo que te pasa profundamente, reflexiona sobre tu naturaleza mortal diariamente, y sumérgete en el estado de flujo consistentemente. Para vivir una vida perpetuamente completa esta combinación es por lejos tu mejor—y muy probablemente única—opción.

 

PD: Si te gusto este artículo o mi sitio web en general, checa mi libro Cuerpo Superior.
PDD: Puedes apoyar este blog comprando a través de alguno de los enlaces de la página de Recursos.

 

8 comentarios en “Como Vivir Una Vida Perpetuamente Completa—El Poder Del Ahora

  1. Gracias Alex, a ponerlo en práctica.

    Sigue así, compartiendo valiosísima información para los que queremos ser nuestra mejor versión.

    Saludos.

  2. Que buena es esta pagina. Yo soy un fanatico fiel admirador del filosofo del hombre superior, Nietzsche. Me gusto mucho este blog, gracias por sus articulos. Voy a volver para leerlos mas tarde

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.