beneficios sol

8 Beneficios Curativos Del Sol—Independientes De La Vitamina D

Actualmente, solemos pasar la mayor parte del tiempo en lugares cerrados y aislados de las “inclemencias” y bondades de la naturaleza.

 

Nuestra vida laboral de oficina y relativamente reciente naturaleza sedentaria—no la pasamos viendo televisión o trabajando en la computadora en lugar de salir a cazar, recolectar, o jugar en la naturaleza—han ocasionado que nuestra biología se vea trastornada debido a un desalineo con nuestra herencia evolutiva.

 

Nos hemos apartado de lo que nos transformo en la poderosa e inteligente raza que somos hoy en día: nuestra capacidad de adaptabilidad.

 

Gracias a la tecnología y otros inventos majestuosos credos por nuestros predecesores, vivimos en una época extraordinariamente segura y confortable, pero que también nos ha traído excesiva comodidad y aislamiento de la belleza que es la naturaleza.

 

En nuestro afán por crear una vida menos “disruptiva” y placentera hemos creado productos y consejos que pueden no ser tan favorables a largo plazo, sino que todo lo contrario, pueden quebrantar ciertos mecanismos corporales respaldados por miles de años de adaptación evolutiva. Tal es el caso de la exposición a la luz solar.

 

Además de proveerte con un atractivo bronceado y una generosa dotación de vitamina D—la cual puede ser considerada más una hormona que una vitamina, el exponerte frecuentemente a la luz solar te proporcionara varios beneficios adicionales.

 

Es importante aclarar que estos efectos benéficos no pueden ser obtenidos mediante la suplementación de vitamina D, esto gracias a que son producidos mediante otros mecanismos independientes a la producción de esta vitamina (estudio).

 

8 Beneficios curativos del sol

  • La luz del sol baja la presión sanguínea. La exposición a los rayos del sol señala a tu organismo para producir óxido nítrico (estudio), el cual, relaja las paredes de las venas reduciendo a su vez la presión sanguínea—es por esto que, posterior a una sesión de bronceado natural, es probable que las venas de tu cuerpo se vean más marcadas.
  • Es un potente antinflamatorio. La luz solar activa la producción de un coctel antiinflamatorio compuesto principalmente por Vitamina D, óxido nítrico (NO), y cortisol. Este efecto antiinflamatorio no se queda solo en la piel, sino que se expande hacia la mayoría de los órganos del cuerpo (estudio).
  • Mejora tu humor y previene la depresión. La exposición a la luz solar mejora el estado de humor y combate la depresión al impulsar la producción de serotonina—el químico del “sentirse bien” (estudio, estudio), endorfinas (estudio), y vitamina D (estudio).
  • Ajusta tu ritmo circadiano. Los rayos solares son el mayor indicador de anclaje de nuestro ritmo circadiano (estudio), lo cual, como ya sabes, es uno de los factores más importantes para mantenernos saludables y optimizar nuestro desempeño.
  • Ayuda a tratar enfermedades autoinmunes. La luz solar es uno de los más potentes inmunosupresores exógenos (estudio, estudio, estudio), lo cual, es altamente beneficioso para personas que presentan algún padecimiento autoinmune—ej. esclerosis múltiple, psoriasis, tiroiditis de Hashimoto, enfermedad celiaca, y lupus.
  • Incrementa la sensibilidad a la insulina. El exponerte frecuentemente a la luz solar puede mejorar tu sensibilidad a la insulina—que tan efectivamente tus tejidos responden a esta hormona, esto mediante el incremento en la producción endógena de NO (estudio, estudio, estudio). La diabetes tipo 2 es un estado de alta resistencia a la insulina—lo contrario a sensibilidad, por lo que los rayos solares previenen este tipo de diabetes y el riesgo de obesidad que conlleva (estudio).
  • Esteriliza la piel. La luz del sol es un esterilizador por naturaleza, por lo que ayuda a matar las bacterias y hongos que producen infecciones cutáneas como el acné, la caspa, y el eczema (estudio).
  • Mejora la función inmune. Aunque a corto plazo la exposición a la luz solar suprime el sistema inmune, a largo término incrementa la función inmune primariamente mediante la estimulación de la motilidad—movimiento independiente—de los linfocitos (estudio), las cuales, son las células responsables de la regulación de la respuesta inmunitaria adaptativa.

 

¿Son muchas razones para tomar baños de sol más frecuentemente no lo crees?

 

Y, por cierto, no tienes que preocuparte por ponerte bloqueador antes de asolearte por miedo al cáncer de piel.

Se ha comprobado que la exposición moderada a la luz solar no es un causante de melanoma (cáncer de piel), sino que al contrario, la exposición regular al sol tiene el potencial de prevenir este y otros tipos de cáncer (estudio), esto debido en mayor parte a las propiedades anticancerígenas de la vitamina D (estudio).

Además, se ha especulado dentro de círculos científicos que el evitar la exposición regular a la luz solar posee riesgos a la salud similares a fumar, y puede ser el causante principal de múltiples padecimientos mortales (estudio, estudio).

 

Obviamente, la meta es asolearte ligeramente sin quemarte, por lo que, dependiendo de tu color de piel—las personas de piel clara necesitan menos tiempo de exposición que las de piel obscura, solamente necesitaras de 20-40 min de exposición solar directa diaria para poder disfrutar de los beneficios enlistados previamente. Entre más piel puedas exponer, mejor—quítate la camisa y los pantalones para exponer casi todo tu cuerpo a la luz solar directamente.

 

Adicionalmente, deberías aplicar algún tipo de bronceador natural para reponer los aceites cutáneos que tu cuerpo produce naturalmente, pero que son removidos al bañarte. Esto evitara que tu piel se reseque excesivamente—previniendo un daño permanente—y potenciara los beneficios de asolearte—especialmente la síntesis de vitamina D.

Un bronceador completamente natural, y que es el que yo utilizo regularmente, es el aceite de coco ya sea virgen o refinado—el virgen contiene sólidos de coco, por lo que si no quieres andar oliendo a piña colada te recomiendo optar por el refinado. Además, el aceite de coco, debido a su alto contenido de MCTs, tiene propiedades antimicóticas y antibacteriales (estudio, estudio, estudio), por lo que te ayudara a prevenir/tratar mas efectivamente ciertas infecciones de la piel.

 

Conclusión

La evolución tecnológica humana a avanzado mucho más rápido que la biológica. Aún y cuando ya no necesitamos salir a cazar o recolectar para podernos alimentar, nuestro cuerpo mantiene las mismas adaptaciones y necesidades de convivencia directa con ciertos elementos de la naturaleza, los cuales, no pueden ser fácilmente replicados por la tecnología para la que hemos volcado recientemente nuestra inteligencia.

 

Necesitamos exponernos regularmente a la luz solar, el frío,  y la escasez alimenticia para mantener a nuestro organismo trabajando correctamente. Nuestros cuerpos ansían la incomodidad para poder ejercer su poder de adaptabilidad, somos máquinas biológicas altamente complejas cuya majestuosidad florece mediante la anti-fragilidad.

 

No le temas al sol, recárgate con el cual superman y, además de los beneficios aquí presentados, lucirás saludable y atractivo al portar tu brillante bronceado.

 

PD: Si te gusto este artículo o mi sitio web en general, checa mi libro Cuerpo Superior.
PDD: Puedes apoyar este blog comprando a través de alguno de los enlaces de la página de Recursos.

2 thoughts on “8 Beneficios Curativos Del Sol—Independientes De La Vitamina D

  1. Gracias, como siempre muy buenos tus artículos!!! Siempre intento ejercitarme al aire libre para darme unas duchas de sol mientras ejercito el cuerpo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.