cosas todo hombre debería hacer

7 Cosas Que Todo Hombre Debería Hacer

Existen ciertas actividades que, con MUY pocas excepciones, todo hombre debería realizar con cierta regularidad.

 

La masculinidad general de la sociedad se ha visto reducida recientemente, y esto es extremadamente peligroso para la humanidad siendo el hombre la base de la sociedad, por lo que es nuestra responsabilidad como hombres de verdad, el contribuir a que esto no suceda; y que mejor que realizando actividades que, al mismo tiempo, nos impulsen a sentirnos, vernos, y desempeñarnos mejor.

 

¿A que tipo de actividades me refiero?

 

Estas son las 7 cosas que todo hombre debería hacer…

 

Levantar pesas regularmente

La bella y ancestral practica de levantar cosas pesadas y ponerlas en el suelo repetidamente.

 

Como eh comentado varias veces, no entiendo porque ciertos hombres no disfrutan de realizar esta actividad. Mi teoría es que tal vez no son tan hombres como debieran—algo que en esta época desafortunadamente no sería algo tan descabellado de pensar.

 

En tiempos pasados, los hombres éramos cazadores, constructores, y/o guerreros. La actividad física intensa no era algo opcional, y sentíamos orgullo al realizar esta actividad. Ahora, nos la pasamos todo el tiempo sentados trabajando en la oficina y viendo televisión en nuestro hogar. ¿A dónde se fue todo el movimiento y sensación de superación?

 

Tal vez la falta de esfuerzo físico intenso—como aquel de construir, cazar, o pelear—ha sido el mayor determinante en la emasculación de los hombres de hoy en día. Quién sabe…

 

De lo que si estoy seguro, es que todo hombre debería “forzar” su cuerpo y mente regularmente mediante el levantamiento de pesas para mantenerse fuerte, alerta, y listo para lo que sea. Esto sin contar que el realizar este tipo de “ejercicio” es jodidamente divertido y empoderante.

 

Levantar pesas, además de fortalecer tu cuerpo, envigorizarte, inducirte al estado de flujo, y aumentar tu testosterona, tiene múltiples beneficios para tu mente y alma.

 

Cualquier hombre que tenga la capacidad de hacerlo (y me refiero a capacidad física, ya que lo de “no tener tiempo” es solo una excusa) debería levantar pesas como si fuera el bañarse o lavarse los dientes—consistentemente.  Y si puedes incluir alguna forma divertida y funcional de “cardio” como el nadar, pelear (Box/MMA), o jugar (futbol/basquetbol) en tu rutina semanal, que mejor.

 

Trabajar con un propósito en mente

Recuerda que tu propósito primario es de donde obtienes la razón de tu existencia. Sin este, caerás en el aburrimiento, el consumismo excesivo materialista y, ultimadamente, la depresión.

 

Un hombre que no tiene por lo menos un propósito en el cual basar su vida estará perdido prontamente. No seas ese hombre. Sin importar cual—formar una familia, crear tu propia empresa, ayudar a otras personas, etc.—mantén en tu mente al menos un objetivo que haga que tu corto o largo caminar en este mundo haya valido la pena.

 

Como lo veo, el hombre tiene 2 opciones para basar su vida, ninguna es mejor que la otra solo son distintas elecciones:

  1. Ser un “Playboy” y basar su vida en el hedonismo y búsqueda constante de placer—filosofía de vida epicúrea.
  2. Ser un Influenciador y basar su vida en un propósito más grande que el mismo—filosofía de vida estoica.

 

La primera opción está basada en el egoísmo—vives y aspiras primordialmente por tu propio beneficio y el “disfrutar la vida”, mientras que la segunda está basada en el altruismo—vives primordialmente por el beneficio/mejora de la sociedad y dejar un impacto positivo con tu vida.

 

Por supuesto, existen puntos intermedios entre estos 2 extremos, pero para la mayoría de la gente, su ambición y primaria motivación estará inclinada en mayor proporción para un lado u otro.

 

Para saber cómo te sientes respecto a esto y, por lo tanto, darle sentido a tu vida, solo piensa en que te daría más satisfacción al acercarse tu culminación.

¿Te sentirías más satisfecho sabiendo que disfrutaste la vida al máximo—te la pasaste de fiesta, tuviste relaciones con múltiples mujeres atractivas, gastaste todo tu dinero en experimentar todos los placeres, etc.; o te sentirías más satisfecho sabiendo que tu vida dejo un impacto positivo en la vida de las personas que te rodean—te la pasaste trabajando por mejorar la sociedad en algún aspecto aprovechando al máximo todo tu potencial y capacidad?

 

En mi caso, creo que está claro que eh elegido la opción #2. ¿Cuál elegirás tú?…

 

Si como yo, decides tomar el camino del altruismo en lugar del egoísmo como tu principal objetivo—y esto no significa que no disfrutaras de los placeres de la vida, sino que no basaras tu vida en ellos; de eso es de lo que se tratara el resto de este punto. Si por el contrario, prefieres basar tu vida en el disfrute y egoísmo, puedes saltarte al siguiente punto.

 

¿Sigues aquí? Perfecto.

 

Para obtener satisfacción de un propósito más grande que tú mismo—i.e., basado en el altruismo—no necesitas crear una empresa, escribir un libro, o ser el próximo Anthony Robbins para sentirte satisfecho con tu existir—aunque ciertamente son buenas opciones. Solo necesitas responder a 2 preguntas y actuar acorde a tus respuestas:

  1. ¿En que eres mejor que la mayoría?
  2. ¿Qué legado quieres dejar en este mundo—que impacto positivo quieres crear en las personas que tienen contacto contigo y/o tu trabajo?

 

“Donde tus talentos y las necesidades del mundo se cruzan; allí está tu vocación “.

–Aristóteles

 

Una vez tengas las respuestas a estas preguntas, combínalas:

¿Cómo puedes utilizar tus mayores dones (sin importar cuales estos sean) para crear un impacto positivo en la sociedad que te rodea (sin importar que tan grande o pequeña esta sea)?

 

Tan simple como eso…

 

Lo que tal vez no será tan simple será plasmar el cambio que quieres generar en el mundo, pero fácil o no, serás capaz de hacerlo si estas lo suficientemente convencido de tu cometido.

 

Recuerda:

“Aquel que tiene un ‘porqué’ vivir se puede enfrentar a cualquier ‘cómo’.”

—Friedrich Nietzsche

 

Leer diariamente

Si no estás creciendo estas muriendo, y la manera más fácil de seguir creciendo—y por lo tanto viviendo, es leyendo.

 

El hombre que lee diariamente no puede parar de crecer, ya que o aprende algo nuevo o reafirma algo que ya había aprendido—dejando aún más implantado en su mente este conocimiento adquirido.

 

No leas por leer, lee para aprender. Leer por leer—especialmente ficción y novelas, tiene pocas ventajas adicionales a ver la televisión o ver una serie/película que no te ayuda en nada en tu proceso de auto-actualización.

 

¿Qué te interesa en este momento? ¿En que quieres mejorar?

 

Sigue tu curiosidad y verás que el leer diariamente no será una obligación ni mucho menos, sino una manera eficaz y rápida de obtener una mayor satisfacción (esta es una buena lista para empezar).

 

Leer es la manera más fácil de hacer de un día cualquiera, un día productivo. Además, si tratas de leer un libro en otro idioma, estarás matando 2 pájaros de un tiro.

 

No desperdicies tu tiempo. Utilízalo sabiamente. Lee diariamente.

 

Controlar su dieta

La salud es la primera prioridad que debería estar siempre presente en tu mente. Si no tienes control sobre tu dieta y comes “lo que sea” tu bienestar, desempeño, y virilidad también serán “lo que sea”.

 

Lo sé, lo sé, yo también disfruto del comer. Es uno de los mayores placeres de la vida, pero la realidad es que, fundamentalmente, la comida es primordialmente combustible y, como tal, de mejor calidad este sea, mejor será la funcionalidad de tu cuerpo y mente.

 

Imagínatelo de esta manera, la alimentación con la que provees a tu cuerpo es como el combustible de tu auto. Lo llenas con gasolina de baja calidad y no funcionara igual, durara menos, y su sistema tarde que temprano fallara. Le das la mejor gasolina disponible y responderá bellamente al acelerar, durará mucho más tiempo, y su funcionalidad se preservará óptimamente por la mayor parte de su vida útil.

 

¿Quieres funcionar óptimamente y por más tiempo? Dale a tu cuerpo el combustible de alta calidad que necesita y evita darle el que no.

 

Por otro lado, y a diferencia de las maquinas mecánicas, tu cuerpo tiene otra capacidad: almacenar el exceso de energía para utilizarla posteriormente. ¿A que almacén me refiero? así es mi amigo, la tan temida grasa corporal.

 

Aun y cuando un hombre posee un envidiable 8-12% de grasa corporal en su cuerpo, esto le provee con una reserva de miles de calorías disponibles para ser utilizadas como energía.

Es gracias a esta capacidad de almacenamiento del cuerpo que, tras largos periodos en que la alimentación fue escaza—ej. la era de hielo, es que seguimos aquí.

 

No obstante, como en todo, el exceso hace daño y, como es ampliamente sabido, demasiada grasa corporal en el cuerpo no es un estado ideal en cuanto a salud, desempeño, y apariencia se refiere. Te heces lento, tu testosterona decae, y dejas de lucir atractivo para el sexo opuesto.

 

Contrariamente, el estar demasiado delgado (>7% GC), además de ser algo casi imposible de mantener por largo tiempo, tampoco es saludable y, discutiblemente, atractivo—la mayoría de las mujeres no disfrutan de ver venas, costillas, y fibras musculares definidas en sus parejas.

 

Es por esto que, si quieres desempeñarte, sentirte, y lucir a tu más alto nivel deberías aspirar a mantener tu porcentaje de grasa corporal entre un 7-15% (aquí una guía completa para alcanzar esta meta).

 

¿Quieres presentar tu versión superior al mundo todos los días? … Controla tu dieta.

 

Pasar tiempo con amigos de calidad

Personalmente, como un natural introvertido, este es el punto que más me cuesta realizar consistentemente, y es que contrario a alguien más extrovertido, los introvertidos nos recargamos con la soledad, siendo está, dependiendo de cómo se vea, una de nuestras mayores ventajas y desventaja.

 

Cuando nuestra energía está al tope podemos disfrutar de una excelente conversación —especialmente si esta es realizada de manera personal (uno a uno)— y hasta de una gran fiesta con nuestros amigos. No obstante, cuando esto no es así —ej. pasamos todo el día socializando en el trabajo, lo último que pasa por nuestras cabezas es el salirnos a parrandear.

 

Sin embargo, el tener amigos de calidad —masculinos, interesantes, saludables, etc., además de proveernos con un mayor poder y estatus social (algo crucial al atraer una pareja potencial), es extremadamente crucial para la cultivación de nuestra masculinidad.

 

El camino de los hombres es el camino de la pandilla.”

–Jack Donovan (The way of men)

 

¿Qué tienen en común la miniserie “Banda de hermanos”, la película “300”, y el libro/película “El club de la pelea”?….

 

Que son obras de arte que nos hacen sentir extremadamente masculinos.  ¿Y porque es esto?

Porque están basadas en historias en las que un grupo de hombres trabajan en conjunto para alcanzar una meta especifica.

 

Como hombres, estamos biológicamente predispuestos a aspirar el formar y ser reconocidos como parte de una agrupación importante. Es por esta razón que, aunque a veces no tengamos tantas ganas de salir con nuestros amigos, una vez estamos con ellos, nuestra energía masculina se va por los cielos. Nos sentimos fuertes, importantes, y respaldados por los demás integrantes.

 

De hecho, es de esta necesidad innata del género masculino por pertenecer a una hermandad, que el concepto de “honor” surgió y tomo su sentido. El honor, en su núcleo, es el reconocimiento de la comunidad hacia nuestra persona, como una parte única e importante del conjunto.

 

Finalmente, puedo decir con toda honestidad, que los momentos más memorables, emocionantes, y divertidos han ocurrido al lado de mis amigos.

 

Irrefutablemente, pasar tiempo con amigos masculinos que estén alineados con tus objetivos, creencias, y forma de vida es una de las mejores formas de emplear tu tiempo con sabiduría.

 

Seducir mujeres atractivas

Si hay alguna actividad que nos proporcione una mayor sensación de masculinidad que la del pasar tiempo con nuestra banda de hermanos es, sin duda alguna, la de seducir mujeres atractivas—y ningún hombre heterosexual puede siquiera tratar de discutir esto.

 

Aunque tu propósito primario sea el contribuir a mejorar la humanidad, hay algo que es innegable, y es la necesidad biológica de un hombre por el contacto sexual. De hecho, es una energía tan poderosa que su canalización ha estado detrás de las mayores innovaciones de la humanidad.

 

Piénsalo, si está científicamente comprobado que la pura presencia de una mujer atractiva eleva la producción en el hombre de la hormona primaria masculina (estudio, estudio), imagínate lo que hará en tu fisiología el seducirlas—y esto sin salir del encuentro exitoso.

Sin importar si logras culminar tu cometido con esta actividad, es muy importante que la lleves acabo con regularidad para poder preservar/incrementar tu masculinidad.

 

Adicionalmente, no olvides que, debido a su gran potencial, esta energía es una de las más importantes de cultivar y preservar, por lo que lo último que quieres hacer es desperdiciarla con la masturbación y la pornografía.

 

¿Qué es lo peor que puede pasar?

 

Si logras triunfar, tendrás una nueva pareja con la que interactuar, y si no, por lo menos habrás ganado experiencia, energía vital, y una nueva historia que contar.

 

El rechazo es mejor que el arrepentimiento.

 

Hacer lo que ama por lo menos 1 hora al día

General e idealmente, tu propósito primario te permitirá hacer lo que amas por lo menos 1 hora al día todos los días—usualmente uno disfruta realizar algo en lo que se es bueno, sin embargo, si este no es el caso o simplemente tienes varias cosas que amas hacer—aunque estas no sean tan productivas, te mereces por lo menos 1 hora de este placer; especialmente si haz realizado consistentemente 3 cosas o más de las anteriormente mencionadas en esta lista.

 

No importa si es tocar la guitarra, surfear las olas del mar, o dar una larga caminata en la naturaleza. Dedica una hora completamente para ti, todos los días.

 

Conclusión

Existen ciertas actividades vitales en la vida de un hombre, las cuales, al ser efectuadas regularmente, nos llenan de alegría, energía, y satisfacción personal.

 

La felicidad no es un destino sino un camino, por lo que las actividades que realizamos día con día son de extrema importancia en nuestra sensación física, mental, y espiritual de bienestar.

 

No dejes que la vida de pase por encima. Toma el control. Exprímela, siéntela, gózala. Aprovecha cada día. Recuerda que eres mortal.

 

Como recapitulación y para su rápida referencia, aquí están las 7 cosas que todo hombre debería hacer:

  1. Levantar pesas regularmente
  2. Trabajar con un propósito en mente
  3. Leer diariamente
  4. Controlar su dieta
  5. Pasar tiempo con amigos de calidad
  6. Seducir mujeres atractivas
  7. Hacer lo que ama por lo menos 1 hora al día

 

PD: Si te gusto este artículo o mi sitio web en general, checa mi libro Cuerpo Superior.
PDD: Puedes apoyar este blog comprando a través de alguno de los enlaces de la página de Recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.